Seguridad

Para nosotros la seguridad es la base de la actividad, a continuación está el disfrute.

Soy Alfredo Gil, Técnico Deportivo de nivel I tanto en la modalidad de parapente como de paramotor. Sumo una experiencia de 29 años, con cientos de pasajeros y alumnos felices. 

Damos prioridad a la seguridad, cuidamos mucho volar en apropiadas condiciones meteorológicas. Disponemos de modernos equipos que revisamos cada poco tiempo. Nos gusta disfrutar del vuelo y nos encanta compartir nuestra pasión.

¿Tienes miedo?

Tenemos lo que necesitas, en el vuelo Navegante. Todo el mundo tiene miedo, es natural. Lo mejor es que nos lo comuniques y cuando comencemos el vuelo no alcancemos mucha altura, lo que nos permite aterrizar si nos lo dices. Durante todo el vuelo tenemos una perfecta comunicación inalámbrica gracias a los cascos bluetooth de última generación. Con el vuelo Navegante te devolvemos parte del precio si nos dices que aterricemos antes de tiempo. ¿Te vas a quedar sin probarlo?

Tenemos mucha experiencia en el mundo del vuelo. Lo realizamos con el seguro correspondiente y con la titulación necesaria. El equipamiento que usamos se comprueba antes de cada vuelo de forma habitual, además de una revisión más exhaustiva del motor cada 80 - 100 horas. Intentamos tener lo último en tecnología orientado a la seguridad. Nuestro objetivo es disfrutar de esta apasionante actividad sabiendo que la seguridad está garantizada.

Sí vas a contratar un vuelo en otro lugar no olvides exigir el seguro obligatorio y las titulaciones necesarias, en España es necesario ser Técnico Deportivo de Nivel I para poder hacer biplazas.

Titulaciones y seguro.

Preguntas frecuentes:

¿Es una actividad segura?

Después de 29 años volando en parapente como en paramotor, y haber realizado muchos vuelos tanto individuales como en biplaza, podemos decir que es una actividad segura. Consideramos que la seguridad es la base de la actividad y le damos máxima importancia.

Contamos con materiales modernos y debidamente mantenidos. Respetamos las condiciones meteorológicas y elegimos las más idóneas. Tenemos una aptitud prudente en todo momento. Puede ocurrir que estemos en el campo de vuelo, con todo preparado, y tengamos que suspender la actividad. Todo ello nos permite llevar el placer de volar al más alto nivel y para todos los públicos.

¿Y si se para el motor cuando estamos volando?

Podemos aterrizar en lugares muy reducidos gracias al parapente, el cual no necesita motor para volar. Además nuestro motor aeronáutico es un Rotax 582 con doble encendido, doble carburador, doble bobina y doble acelerador, revisado cada 80-100 horas.

Padezco de vértigo ¿podría realizar la actividad?

Es una experiencia tranquila, los pasajeros se suelen asombrar de lo placentero que resulta. En mi experiencia haciendo vuelos biplaza, únicamente tres o cuatro personas se han mareado, con lo que hemos aterrizado lo antes posible. No te quedes con las ganas de probarlo.